Equipamiento

Ultima tecnología para revisar tu visión

PORQUE ESCOGERNOS

En nuestras instalaciones damos soluciones a los problemas de vista u oido de una manera profesional, avalada por nuestra experiencia de mas de 20 años.

Nuestro interés es el de tener a nuestros clientes satisfechos con las soluciones a medida y con un trato personalizado.

Contamos con los aparatos mas modernos del mercado para revisar tu vista de una manera exhaustiva, detectando todos los posibles problemas de visión que puedas tener. 

Porque escogernos

Principalmente por la amplia experiencia en el ramo de la optamología, además de estar a la vanguardia en los aparatos y técnicas de revisión ocular.

  • Gran experiencia

  • Somos profesionales titulados

  • Cercanos a tí y a los tuyos.

  • Gran muestrario en marcas y modelos de gafas.

Refactómetro

Este aparato nos ofrece una combinación exclusiva de Querato-Refractómetro y Sistema de Mapa Corneal en un dispositivo único para mejorar el flujo de trabajo en su práctica diaria. Proporciona el análisis corneal más real y preciso, usando el anillo de Placido mediante su sofisticado principio de medición. También incluye la tecnología de prisma rotatorio , para una rápida y precisa refracción y medidas queratométricas.

El sistema de Mapa Corneal da soporte para la adaptación de lentes de contacto y el diagnóstico del astigmatismo irregular corneal. Asimismo, proporciona información sobre la forma de la córnea y se muestra rápidamente, incluso, se superpone el mapa de salida al segmento anterior con un solo toque.

Esta máquina indudablemente una buena elección para todas las consultas, ofreciendo la refracción y la adaptación de lentes de contacto. Se caracteriza por su fácil funcionamiento y una medición rápida, debido a las funciones de Auto-alineación 3D y la función Auto-arranque. Tan pronto como el instrumento está correctamente alineado, esta función innovadora inicia el proceso de medición y completa tres lecturas de cada ojo.

El Foróptero Digital

El foróptero es el aparato utilizado para la graduación subjetiva de la vista. Al decir subjetiva indicamos que la persona examinada interviene en el proceso, va diciendo si ve mejor o no con una lente u otra.

El foróptero es como una “super-gafa de prueba” que tiene dentro todas las lentes que hay en una caja de prueba (ver artículos anteriores), y el óptico-optometrista en vez de estar poniendo y quitando lentes simplemente gira una disco/botón que va colocando delante del ojo las lentes, esto hace que el examen sea mucho más rápido que con la gafa de prueba.

Como el foróptero no se apoya directamente en la cara, es más cómodo que la gafa de prueba, que suele molestar en la nariz y orejas.

El foróptero tiene incorporadas una serie de filtros, lentes de colores, polarizadas y unos sistemas de prismas, que posibilitan hacer una batería completa de pruebas optométricas, para evaluar no solo el estado refractivo (la graduación), sino también el estado acomodativo y binocular de los ojos (forias-desviaciones, estrabismos latentes, etc.)

Tras el examen con el foróptero es normal que se ponga la graduación resultante en la gafa de prueba para comprobar como quedará la gafa definitiva.

Topógrafo Corneal

La topografía corneal es una prueba diagnóstica que se emplea para conocer las características de la córnea, realizando un estudio del relieve de su superficie para analizar si existen irregularidades y conocer los diferentes grados de curvatura de esta membrana que recubre la parte exterior del ojo y que es esencial para visión por sus propiedades ópticas de refracción. Aunque existe una gran variedad de equipos que se basan en diferentes principios, el resultado de todas estas pruebas es una especie de “mapa en tres dimensiones” de la córnea, una representación de la superficie corneal que marca su espesor, curvatura, elevación, potencia y relieve.

El procedimiento para la realización de la topografía corneal es indoloro y muy breve. De hecho, el paciente no siente ningún tipo de molestia, salvo, en algunos casos, una pequeña incomodidad o cansancio provocado por la postura que debe adoptar mientras le realizan la prueba. El paciente se sienta delante del topógrafo corneal con la frente apoyada en el equipo y el técnico pone en marcha el proceso, que es totalmente automático. Hay varios tipos de técnicas con las que se obtienen resultados similares y que para el paciente no suponen ninguna diferencia. Los resultados se obtienen de forma inmediata para que puedan ser revisados por el oftalmólogo.

Lámpara De Hendidura

Un examen con lámpara hendidura es una prueba oftalmológica que sirve para analizar los distintos componentes del globo ocular: superficie, parte interior, parte superior y retina, amplificando todos estos órganos y realizando un estudio desde la parte delantera a la trasera del ojo.

Al permitir al especialista observar de una forma amplificada los distintos componentes, así como la estructura del ojo, mediante esta prueba es posible detectar enfermedades como el glaucoma, las cataratas, o la degeneración macular. En algunos casos, puede ofrecer indicios de patologías que no están relacionadas directamente con la vista, como algunos trastornos de la sangre.

Esta prueba es indolora, muy rápida y no necesita ningún tipo de anestesia o sedación. Simplemente, el paciente debe colocar la mandíbula o mentón sobre el soporte de la lámpara de hendidura  y mirar fijamente a una luz que sale del interior del equipo, procurando parpadear lo menos posible.

Esto permite al oftalmólogo tener una visión muy detallada, exhaustiva y amplificada de los distintos componentes del ojo, en especial del estado de la retina.

Tonómetro

Es un examen para medir la presión dentro de los ojos y se utiliza para buscar glaucoma.

También conocida como Neumotonómetro. Es una técnica no invasiva e indolora por lo que es utilizada como screenning en  muchas ocasiones.

Su principio de funcionamiento consiste en emitir un soplido de aire, el cual provoca un aplanamiento de la córnea, en función de lo cual se valora la presión intraocular (PIO).

Su principal inconveniente deriva de su principio de funcionamiento y hace que sea menos preciso que los convencionales ya que en muchas ocasiones la reacción ocasionada por el soplido, hace que el paciente cierre el ojo o se retire del aparato, obteniéndose valores de la presión superiores a los reales.

El uso de este tonómetro está indicado en pacientes operados, o con problemas corneales en los que no conviene tocar córnea. Por el contrario está  desaconsejado su uso en pacientes con edemas o cicatrices corneales. Por este  motivo, en algunos casos, la presión intraocular se indica valoración con otras técnicas como son las que se detallan a continuación.

Retinógrafo + OCT

Se utiliza cuando queremos documentar una enfermedad de la retina o coroides en una fase concreta o para comparar su evolución en el tiempo.

Las enfermedades en las que solicitamos con más frecuencia esta prueba son:

Por parte de la Unidad de Retina:

  • desprendimiento de retina,retinopatía diabética, nevus coroideo (una forma de “peca” en el fondo de ojo), DMAE, membrana epimacular, etc. .

Por parte de la Unidad de Glaucoma:

  • diagnóstico de la excavación o la palidez de la papila óptica en todos los tipos de glaucoma.
  • diagnóstico de la capa de fibras nerviosas de la retina.

Se deben primero poner gotas para dilatar la pupila. Posteriormente realizamos fotografías de la retina. Es posible que vea borroso y esté deslumbrado durante unas horas por el efecto de las gotas y las fotografías.

Necesitas ayuda? Chatea con nosotros